Como advertir el fraude en los jamones

Escrito por: Luis Bravo Martín En: Jamón ibérico puro de bellota En: Comentario: 0 Lecturas: 605

España se encuentra entre los países europeos destacados, como el tercer país productor de Jamón Ibérico Puro de Bellota con más denominaciones.

Calidad de origen

El falso etiquetado de los productos ibéricos sin denominación de origen, ahora es detectado gracias a la legislación vigente. Este sabroso alimento cuenta con certificación y sello de calidad que asegura la denominación, cuando es producido por expertos como Jamones Luis Bravo. La asociación llamada Origen España, avala en el mercado la producción de estas piezas regulando las diferentes denominaciones de origen protegidas (DOP), afirmando en sus estudios que los alimentos fraudulentos se sitúan en torno al 15%. Un fraude que se ha constatado en productos como el Jamón Ibérico Puro de Bellota, vendido sin envasar en distintos establecimientos recibiendo las sanciones correspondientes.

Nuevas investigaciones demuestran que los jamones son los productos estrellas de la cocina española, seguidos por vinos, mariscos, espumosos y otros típicos de las temporadas navideñas.

Usurpación de denominaciones

Evitar el fraude de este producto con denominaciones falsas es posible, porque se presentan en diferentes alimentos envasados o de corte y existen entidades reguladoras que retiran del mercado estas falsificaciones. La denuncia de los empresarios así como la advertencia de los consumidores, es la mejor forma de terminar con este etiquetado que daña la reputación de nuestros ibéricos conocidos internacionalmente.

La usurpación de denominaciones de origen y también de la calificación, desmerece la exitosa comercialización que implica un largo proceso de elaboración y curación de este alimento en especial del Jamón Ibérico Puro de Bellota. Una forma de confundir a los consumidores que compran las piezas por un alto precio al confundir las etiquetas, induciendo a creer que la calidad es la más alta exigida a nivel productivo. En los quesos manchegos y otras delicias típicas de la península ibérica, se han advertido las mismas falsificaciones.

La pureza de la raza y el tipo de alimentación se encuentran diferenciados en la actual normativa, que son:

  • Jamón Ibérico Puro Bellota
  • Jamón de cebo de campo
  • Jamón de cebo de granja

La legislación que ya cuenta con la aceptación de las leyes de la Unión Europea, permite emplear el término ibérico en animales cruzados, pero con la especificación del porcentaje de pureza como nuestros jamones. En la ciudad de Madrid ya se han sancionado por 400.000 euros estas apropiaciones de marcas los últimos tres años y se encuentran en marcha varios planes para evitar este fraude al consumidor.

Comentarios

Deja tu comentario